“FEMILIFT”: La última tendencia en rejuvenecimiento vaginal que ha ido en aumento entre las chilenas

El procedimiento que ha ido en aumento entre las mujeres, ofrece un rejuvenecimiento de la zona íntima a través de tecnología láser no invasiva en sesiones de 30 minutos, se realiza de manera ambulatoria sin la necesidad de entrar al quirófano y no produce dolor.


Durante los últimos años, las cirugías estéticas parecen estar cada vez más alcance de todos, no sólo por el gran abanico de opciones que existe, si no también por la avanzada tecnología que logra poder cambiar ciertas partes de nuestro cuerpo, sin la necesidad de someterse a una cirugía. Un ejemplo de ello es el láser FemiLift.


Por largos años los problemas sexuales e íntimos de las mujeres solían tratarse a puertas cerradas o se hablaban entre amigas. Hoy, la situación ha ido cambiando en una sociedad que poco a poco ha tomado más conciencia sobre el empoderamiento femenino y lo que ello conlleva.


Por ello, Clínica La Parva ha potenciado un tratamiento que ha revolucionado el ámbito de las cirugías estéticas: el rejuvenecimiento vaginal. Cuando hablamos de estética, solemos creer que sólo se trata de intervenciones externas y visibles para todos. Sin embargo, este tipo de procedimiento íntimo ha ido en aumento en nuestro país, sobretodo en aquellas mujeres adultas, que han visto afectadas su sexualidad y autoestima.


“La mayor parte de las mujeres que nos vienen a ver tienen algún complejo porque tuvieron guagua y no están en la situación que ellas pensaron que iban a quedar”, señala el Cirujano Plástico, Dr. Pedro Vidal. “La mujer después de tener a su guagua tiene una serie de deterioros que son muy lamentables, pero que son el precio del embarazo. Inevitablemente se les suelta la guatita, pero también se les sueltan los genitales”, dice.


El FemiLift ayuda a recuperar la lozanía, turgencia y lubricación que hacen sentirse a las mujeres más seguras en sí mismas y recuperar algunas funciones olvidadas, como tensar los labios vaginales. Una opción que cada día ha ido en aumento entre las preferencias de las pacientes. “Hoy día nadie quiere quedar con una zona genital poco atractiva, muy laxa o muy flácida, y el FemiLift tiene un efecto rejuvenecedor. Pero además, le da mayor lubricación, más colágeno, en muchos casos supera la incontinencia de esfuerzo, y sus parejas también notan la diferencia”, añade el Dr. Pedro Vidal.


El procedimiento del FemiLift ayuda además a la incontinencia urinaria por esfuerzo, sequedad vaginal e infecciones recurrentes, y postmenopausia. A diferencia de otros tratamientos, es un procedimiento láser no invasivo, similar a los ultrasonidos vaginales, donde una sonda higiénica desechable se inserta en la vagina, rota en 360º mientras el láser manipula suavemente el tejido vaginal. Prácticamente no duele y no tiene efectos secundarios. Además se realiza en sesiones rápidas que duran cerca de 30 minutos.


“En cuatro sesiones, sin someterse a ninguna cirugía y con un láser pueden tener un rejuvenecimiento vaginal completo”, señala la directora médica de Clínica La Parva, Dra. Marcela Araya. “Para las mujeres es increíble, no sólo para las mayores, si no también para las mujeres que tienen hijos e incluso, desde muy jóvenes ya se ha estado hablando de incontinencia urinaria”, añade.


Un rejuvenecimiento integral que muchas mujeres y mamás han optado como un regalo para sí mismas, tras un proceso tan complejo como es el embarazo y que además, deja atrás muchos tabúes y paradigmas sociales frente a los problemas íntimos de las mujeres.


“El cambio es muy grande, no es sólo en la anatomía, hay un cambio también psicológico pero particularmente en la seguridad en sí mismas. Ésa es la gran maravilla de esta especialidad, es la única que oye secretos de los pacientes que no saben ni los maridos, ni los doctores, ni el cura ni el abogado. Nosotros lo oímos todo e intentamos ayudar en varias esferas, lo que es extraordinario”, señala el Cirujano Plástico, Dr. Pedro Vidal. “Hoy la gente habla del tema. Si uno piensa en que sucedía hace unos 30 años era impensable hablar de estas cosas y hoy sí se puede, y nadie quiere quedarse fuera”.


Testimonio de Gloria Muena, paciente que se realizo rejuvenecimiento vaginal.