• Alejandra Manterola

Emprendedoras viñamarinas reciclan ropa en desuso y donan lo que no se vende

Alianza con Tienda Solidaria Coaniquem y Refugio de Cristo permite tener un ingreso extra y ayudar a estas instituciones. Todo sin moverte de tu casa.



Apasionada por todo lo que tenga que ver con el estilo y las piezas de ropa, la diseñadora de vestuario Nivi Silva, creó "María Milagros", marca con la cual ha recorrido un largo camino: desde diseñar y confeccionar vestidos de fiesta y novia, pasando por el diseño de bisutería exclusiva hasta las asesorías de imagen. Desde su creación hace 7 años, María Milagros ha demostrado su capacidad de reinventarse.


Hoy Silva cuenta con una socia, Caro Manríquez, con quien comparte la visión sobre la importancia de reutilizar, y lo han llevado a la práctica, forjando el corazón del proyecto.

"Siempre he tenido una fijación con la ropa usada. Me encantan las historias que hay tras las prendas, me entusiasma mucho encontrar *tesoritos* en un montón de ropa, es como trabajar abriendo regalos de navidad”, explica Nivi.


Así nació la nueva versión de María Milagros - *Rescatistas de prendas*. "Nos dimos cuenta de que hay muchas personas como nosotras: que aman la ropa y buscan verse bien con poca plata, por lo mismo, caemos en la tentación de las ofertas de retail, fomentando una industria muy nociva para el planeta. Siento la responsabilidad de fomentar el uso de lo que ya existe, porque es fantástico y tiene infinitas posibilidades.”, relata.



Así, María Milagros 2.0 buscó también el modo de cerrar el círculo dando un sentido social y haciendo de este proyecto una iniciativa de sustentabilidad inspirada en la economía circular.” Existe un trabajo conjunto con Studio Bea Abarca, quien facilita su peluquería para hacer recepción de prendas, y con Mala Hierba Hostel, en donde se realizará la primera venta. Además hay alianzas con Tienda Solidaria Coaniquem y Refugio de Cristo.


De esta manera, el proyecto involucra al comercio e instituciones locales, haciendo un trabajo colaborativo y que agrega valor a cada una de sus partes”, explica la creadora.


"Nosotras funcionamos como intermediarias: vamos a tu casa, elegimos juntas lo que venderás y lo ponemos a disposición del público en showrooms quincenales. Al mismo tiempo, hacemos una selección que se va directo a Coaniquem Store. La donación no es obligatoria, pero si decides donar, tu porcentaje de ganancia será mayor", detalla Carolina Manríquez, gestora cultural y socia del proyecto.


Por el momento, solo están operando en Viña del Mar y Santiago, pero la buena recepción que ha tenido por parte de sus clientas las hace pensar en grande: "Nos gustaría replicar el modelo con embajadoras María Milagros y así aportar a darle un sentido distinto a la moda y el estilo. Queremos seguir teniendo siempre cosas nuevas en nuestro clóset, pensando en las reales necesidades del mundo de hoy", finaliza Silva.



  • Instagram - Grey Circle

© 2018 por MANTEROLA COMUNICACIONES. Creado con Wix.com