De Vietnam con horror: llega a Chile la terrorífica película “El ascensor del diablo”

El 18 de agosto se estrenará en salas del país esta premiada película centrada en un ascensor que conduce a un mundo oscuro y siniestro. Distribuye BF Distribution.



Son escasas las valiosas oportunidades de ver terror oriental en nuestro país; especialmente de Vietnam. Sin embargo, la llegada de “El Ascensor del diablo” logra el mérito gracias a una historia original y atrapante.


Se estrena en cines este jueves 18 de agosto. Distribuye BF Distribution.


“No te atrevas a subir”


Esa es la frase clave de la película, cuyo argumento sigue a una universitaria claustrofóbica que investiga un misterioso ascensor. No cualquiera, sino uno que sube directamente a un mundo oscuro y aterrador.


Trang (Yu Duong) le tiene miedo a los ascensores. Su amiga Jina (Tong Yen Nhi), que estaba teniendo una aventura con el padrastro de Trang, entró en el ascensor de un hospital abandonado y nunca más la volvieron a ver. Una leyenda urbana rodea a ese ascensor en particular. Hay que presionar la secuencia correcta de botones. En el quinto piso, las puertas se abren hacia el Mundo de las Sombras.


El destacado crítico argentino Leonardo D’ Espósito destaca que la película “sabe aprovechar las herramientas del cine con la suficiente fuerza como para producir miedo”.


“El ascensor del diablo” tuvo un exitoso paso por el festival Oltre lo Specchio de Milán. Ganó además el premio principal en los Tabloid Witch Awards, compitiendo con producciones de Brasil, Australia, Francia, Irlanda, Japón, Reino Unido y Estados Unidos.


El jurado determinó: “Los elementos son comunes a las películas de terror. Un hospital abandonado. Una leyenda urbana. Hermosas mujeres jóvenes en peligro. Incluso existe la interacción habitual de J-horror entre los dispositivos electrónicos modernos y lo sobrenatural. La actuación es de primera clase en todos los ámbitos. La historia tiene profundidad temática. El ascensor no es sólo motivo de miedo, sino lugar de culpa y fuente de posible redención. Los valores de producción también son excelentes en todos los ámbitos. Cinematografía, diseño de sonido, diseño de producción, criaturas y efectos de maquillaje: todo está pulido y es de primera. La película es espeluznantemente atmosférica, pero también resplandeciente de contemplar. Un viejo cuento de terror, pero un cuento bien contado”.