Cacao-Trace: detrás del chocolate que tanto amamos

El programa Cacao-Trace responde directamente a la necesidad de una cadena de suministro de cacao más sostenible y transparente.



Todos sabemos que el chocolate ideal es el que se derrite en el paladar para impregnar cada rincón de la boca y no necesariamente es aquel que viene en una envoltura llamativa. Por eso, Puratos quiere compartir con el mundo lo especial y verdaderamente fundamental del grano de cacao a través de su programa Cacao-Trace.


Cacao-Trace es un proyecto sustentable desarrollado por Puratos a nivel global, que se centra en la calidad -por el proceso de fermentación de los granos- y no en la cantidad, lo cual ayuda a generar un valor agregado al cacao producido por comunidades agricultoras.


Por cada kilo de cacao vendido, Puratos le da a la comunidad una retribución económica para proyectos sociales en el interior de las ciudades productoras como: construcción de escuelas, mejoras en instituciones de salud, sistemas de agua, paneles solares, materiales escolares, herramientas de trabajo, entre otros. El énfasis de este programa en la calidad, la educación y la capacitación, permite a los agricultores mejorar sus habilidades para ser aún más productivos y sostenibles, asegurando que el chocolate pueda ser disfrutado por las generaciones futuras.


“Cacao-Trace busca que, en la cadena de suministro de cacao, todos los involucrados reciban un beneficio. Al comprar chocolate de la marca Puratos, se contribuye no solamente a la mejora en las condiciones de vida de los productores de cacao, sino también en garantizar un futuro sostenible para ellos”, menciona Agnes Abusleme, Gerente de Marketing y Equipo Técnico de Puratos Chile.

De esta manera, Puratos no solo comparte el valor del cacao, sino que refrenda el compromiso que tiene con los productores, distribuidores y consumidores al extender un gran beneficio que surge de algo muy pequeño como una semilla o grano.


Cacao Trace es un programa socialmente responsable, que tiene un objetivo sustentable al tener mecanismos de producción que no afectan al planeta, mientras persigue la misión de plantar árboles para evitar la deforestación y promover el cuidado de las áreas naturales.

El programa tiene presencia en México, Costa de Marfil, Camerún, Uganda, Vietnam, Filipinas, Papúa Nueva Guinea y planea extenderse a otros países en el sudeste asiático, África occidental y América del Sur. De esta manera, la compañía quiere compartir con el mundo que es posible tener productos de calidad y con un trasfondo benéfico para el planeta y las comunidades apoyándolas y mejorando sus oportunidades.


Aportar para ayudar al planeta y quienes más lo necesitan no es tarea fácil, pero entre más seamos, se puede lograr mucho más.


Conoce más en www.puratos.com




*CP