Cómo disfrutar de los deportes al aire libre y cuidar tu piel del sol

La exposición de la piel a la radiación del sol sin protección puede producir no solo eritema, sino que contribuir al fotoenvejecimiento y cáncer de piel.



Con la llegada de la primavera y el verano, son más las personas que se animan a practicar deportes al aire libre, por lo que el cuidado de la piel es fundamental para prevenir enfermedades graves, como el cáncer de piel. Sin ir más lejos, según información entregada por el Observatorio Global del Cáncer (Globocan), durante el año 2020 se registraron 857 casos por melanoma en la piel en Chile, siendo más de 300 de ellos fatales.


Y es que el cuidado de la piel forma parte de un estilo de vida saludable y tiene un impacto directo en nuestro bienestar, y mejor aún, existen maneras de disfrutar del deporte y del aire libre sin poner en riesgo la salud de tu piel.


Al respecto, Francys Miranda, Sales Account Manager de ISDIN Chile, sostuvo que para los amantes del deporte existe el Fotoprotector Fusion Gel SPORT “que es un fotoprotector de amplio espectro con una textura ultraligera, que refresca la piel. Además, se puede aplicar es zonas pilosas como piernas, brazos y cuero cabelludo. Se puede aplicar en piel mojada (con sudor) ya que es wet skin y es resistente al agua. También, se destaca por

incorporar ginger cell protect que otorga una mayor protección antioxidante, y lo puedes llevar a todas partes porque tiene un gancho que lo puedes ajustar en tu ropa o equipo deportivo”.


Para muchas y muchos, no hay nada como la sensación después de practicar deporte al aire libre. El sol y el ejercicio físico mejoran el estado de ánimo, disminuyen los niveles de estrés y nos ayudan a sentirnos mejor. No obstante, es necesario proteger la piel ya que la exposición a la radiación solar a corto plazo puede producir quemaduras solares y a largo plazo puede provocar envejecimiento prematuro de la piel, aparición de manchas (que no son más que un reflejo de la exposición a la radiación) y cáncer de piel.


En este sentido, la representante del Laboratorio ISDIN, especialistas en fotoprotección, destacó que todos los fotoprotectores se tienen que aplicar cada dos horas para generar una prevención efectiva ante los efectos adversos del sol mencionados anteriormente, en especial el cáncer de piel que es el tipo de cáncer que más ha aumentado en los últimos años, y otras enfermedades asociadas a la exposición de la radiación.


Para finalizar, es importante escoger bien la hora para practicar deportes en exterior, evitando las horas centrales del mediodía (12.00 horas – 16.00 horas), y utilizar ropa protectora, tales como gorras, lentes de sol y, en la medida de lo posible, usar ropa que tenga factor de protección. Además, es fundamental no dejarse engañar por las nubes, la radiación Ultravioleta A (UVA) las atraviesa y daña la piel a diario.