Adiós a las mascarillas: Llegó el momento de volver a lucir un rostro radiante

De la mano de las propiedades de los ingredientes naturales, LUSH Chile elaboró una completa rutina pensando en las necesidades generales de la piel y controlar el Maskne.



Luego de dos años del uso obligatorio de las mascarillas para proteger la salud, muchos vieron los efectos negativos sobre la piel de su rostro. El temido Maskne, provocó que el acné apareciera en la zona de la nariz, boca y mentón, debido a su constante uso.


Sin embargo, gracias al anuncio que ya no será obligatorio usar mascarillas en espacios abiertos, a contar del 14 de abril, muchos ya piensan en cómo mejorar la apariencia de su rostro de manera de lucir una piel sin marcas ni espinillas.


Bajo esta premisa, LUSH Chile - https://www.lush.cl/- elaboró una rutina anti Maskne, de manera de prevenir su aparición y que siga avanzando. Y, si bien, cada piel es única y también los objetivos que perseguimos con su cuidado, los pasos a seguir cumplen las necesidades generales de cualquier tipo de piel.


Tal como explica Belén Jara, Brand Manager de LUSH Chile, “antes de usar tu mascarilla, es importante limpiar e hidratar el rostro para prevenir la sequedad, que puede provocar irritación y sobreproducción de sebo. Una vez que se haya dejado de usar, es bueno volver a limpiar la piel, aunque no nos hayamos maquillado, con una leche limpiadora o tónico”. Como primer paso se debe desmaquillar para que el rostro descanse, luego hacemos una segunda limpieza con un jabón facial que cuide y calme la piel.

Para combatir los efectos del uso de la mascarilla, ¿Qué mejor idea que usar otra mascarilla? Por ello, LUSH recomienda usar aquellas que posean ingredientes naturales y efectivos, siendo recomendado usarlas de dos a tres veces por semana. Esta limpieza profunda de la mano de la exfoliación, permitirá dejar tu piel radiante.


Como paso siguiente es importante tonificar, con esto equilibramos la piel para poder dar el último paso de hidratación. Por ejemplo, LUSH cuenta con el tónico facial Tea Tree Water que ayuda a mantener alejadas las bacterias que producen granitos. Cargado de pomelo, rico en vitaminas y suavemente astringente para la piel, su agua de enebro es antiséptica y conserva el rostro limpio y fresco.


Finalmente, viene la hidratación. En el caso de las pieles con acné lo mejor es utilizar hidratantes que incluyan por ejemplo, aceite de semilla de uva prensado en frío que es perfecto para las pieles problemáticas, ya que además ayuda al rostro a absorber mejor otros ingredientes como el hamamelis y el aceite de nerolí. Uno de los productos estrellas de la marca inglesa que lo contienen es Vanishing Cream.


Como tratamiento adicional, se puede incluir en la rutina productos naturales que ayuden prevenir y calmar eventuales apariciones de granitos y que tengan propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, como la infusión de tomillo, romero y el árbol de té. Ejemplo de ello es aplicar una gota de Grease Lighting sobre los granos para ayudara minimizar la inflamación, dejará la piel con un aspecto unificado y radiante.


Más información en https://www.lush.cl/